Skip to main content

Ilustración del Perseverance Rover desacelerando en la atmósfera marciana

Mars Perseverance Rover - Modelo en 3D

En esta ilustración de su descenso a Marte, la nave espacial que contiene el Rover Perseverance de la NASA desacelera usando el arrastre generado por su movimiento en la atmósfera marciana. Cientos de eventos críticos deben ejecutarse perfecta y exactamente a tiempo para que el rover aterrice de manera segura en Marte el 18 de febrero de 2021.

Entrada, Descenso y Aterrizaje, o “EDL”, comienza cuando la nave espacial alcanza la cima de la atmósfera marciana, viajando casi 12,500 mph (20,000 kph).

La etapa de crucero se separa unos 10 minutos antes de entrar a la atmósfera, dejando el aeroshell, que encierra el rover y la etapa de descenso, para realizar el viaje a la superficie. El vehículo enciende pequeños propulsores en la carcasa trasera para reorientarse y asegurarse de que el escudo térmico mire hacia adelante mientras se sumerge en la atmósfera. A medida que desciende a través de la atmósfera, la nave espacial enciende estos propulsores en su carcasa trasera para guiarse a sí misma. La nave utiliza la atmósfera marciana para frenar, lo que hace que se caliente drásticamente. El calentamiento máximo se produce unos 80 segundos después de la entrada atmosférica, cuando la temperatura en la superficie externa del escudo térmico alcanza unos 2.370 grados Fahrenheit (unos 1.300 grados Celsius). El rover está seguro en el aeroshell y solo alcanza la temperatura ambiente. La desaceleración máxima se produce unos 10 segundos después (~ 90 segundos después de la entrada atmosférica). El escudo térmico reduce la velocidad de la nave espacial a menos de 1.600 kph (1.000 mph).

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California construyó y administrará las operaciones del rover Perseverance Mars 2020 para la NASA.

Para más información sobre la misión visita: mars.nasa.gov/mars2020/

Crédito
NASA / JPL-Caltech

Lo mejor de hoy

Actualidad

X