Gabriela Estrada es una apasionada del flamenco y también de ayudar a los demás.
Trabaja en Ballet Hispánico, una de las instituciones latinas más emblemáticas de Nueva York.
Al leer en el periódico sobre la violencia machista decide reaccionar y monta una coreografía
utiliza el mito de Carmen como ejemplo de violencia de género.

X