Las calles de Nueva York se han llenado de coloridos pianos que se donarán a colegios públicos.

X