¿Eres de l@s que se queja que el día no tiene suficientes horas?

Tranquil@, hoy vamos a compartir contigo un gran truco (usado por nuestros ancestros) que funciona maravillosamente para resolver esta situación: Levantarse más temprano.

Antes de arrugar la cara y comenzar con una lista de excusas que explica por qué esa práctica no es para ti, queremos mostrarte algunas de las cosas que podrías ganar si la pones en acción:

  • Tranquilidad: Digamos que tienes que escribir un email importante, trabajar en un proyecto, o sacar la contabilidad del mes; pero tus hijos empiezan a pelear, tu pareja quiere hablarte acerca de su jornada o tus mensajes no paran en el celular. ¿Sabes qué? Temprano en la mañana, nada de esto ocurre, el silencio reina y tú podrás concéntrate, mucho mejor, en hacer esa tarea que tienes pendiente.
  • Mayor disponibilidad para citas: Médicos, abogados, contadores y pare de contar, cualquier encuentro que tengas, se te hará más sencillo de concretar si aceptas reunirte a una hora temprana. Olvídate de esperar 3 semanas para la, innecesariamente codiciada, citas de las 11 am o 5:30 pm.
  • Mejor humor: ¿Quién puede ser un Morning person si desde que te levantas te encuentras en un maratón sin salida? Nadie tiene tiempo para sonrisas: saltas de la cama en stress absoluto, con la cara hinchada y sin tiempo para desayuno, los niños están a punto de llegar tarde al colegio y en el camino a la escuela discutes con ellos porque no estuvieron listos a la hora de siempre y para más colmo te das cuenta que dejaste un documento importante en el tope de la cocina… ¡Provoca gritar!
    Imagínate poder tener tiempo para un desayuno rápido, en familia, para conversaciones básicas y para revisar tu agenda antes de salir. ¡Suena maravilloso! ¿Verdad?
  • Tiempo para ti: Esa rutina de 15 minutos de ejercicios diarios, que viste en una revista, deja de parecerte imposible de realizar cuando te levantas más temprano. También hacerte un desayuno verdaderamente saludable (no solo unas crackers), o practicar tu curso de inglés online; ni hablar de los 10 minutos de mediación que te habías prometido.


Como Benjamin Franklin, dijo una vez: “Early to bed and early to rise makes a man healthy, wealthy, and wise”.

Solo pon el despertador lejos de tu cama, trata de acostarte más temprano y prepárate a disfrutar de tu “hora extra” es un regalo de ti, para ti.

Oh ¿Y te hablamos de los amaneceres?

Leonor Ordoñez

Author Leonor Ordoñez

More posts by Leonor Ordoñez