Estados Unidos aspira a tener una vacuna para finales de este año o principios del 2021.

La FDA autorizó los ensayos clínicos de cuatro vacunas una de ellas desarrollada por la compañía Pfizer y BioNTech. Este estudio arrojó resultados satisfactorios.

Mientras tanto la Universidad de Oxford efectuó pruebas a más de 10 mil personas en Reino Unido y voluntarios en Sudáfrica. Estas pruebas permiten determinar el nivel de dosis de la vacuna para luego seleccionar cuál de estas vacunas avanzará a estudios a gran escala y a nivel mundial.

La Organización Mundial de la Salud tiene un registro de 17 vacunas experimentales que podrían ser aprobadas de seis a nueve meses.
 
Imagen: ©Shutterstock / Mongkolchon Akesin

X