¿Qué es un vicio? Técnicamente hay muchas definiciones, pero todas coinciden que se trata de una actividad tóxica que repetimos continuamente y de la que nos cuesta zafarnos.

Cuando hablamos de vicios; el alcohol y las drogas son lo primero que viene a nuestra mente, sin embargo, estas caen más en la categoría de adicciones, ya que las consecuencias de abusar de ellas por períodos extendidos, pueden hasta causarnos la muerte. Dejarlas no es imposible, pero dependiendo del caso, puede que se necesite de ayuda especializada para lograr un óptimo y seguro proceso de desintoxicación y reprogramación.

Tal vez te sientas muy lejos de ese escenario pero hablemos entonces de otros vicios; ¿Habías pensado alguna vez que quejarse constantemente de todo lo que te rodea podría ser uno? ¿Sorprendid@? Sigue leyendo, aquí hay otros ejemplos:

  • Hablar mal de otros.
  • Procrastinar tus tareas.
  • Pegarte a la pantalla de un videojuego, sin que nada sea capaz de llamar tu atención.
  • No apartar la vista de tu celular así tu espos@, hij@ o mejor amig@ te estén hablando.

La lista sigue y sigue…
Cuando nos acostumbramos a algo, suele ser difícil dejarlo de hacer. Sin embargo, dicen que hace falta tan solo un poco de práctica y una dosis de voluntad para adquirir un nuevo hábito ¿Qué tal si pruebas?

Identifica primero esas acciones dañinas en las que caes a diario y sustitúyelas luego por una actividad productiva, positiva, que te sume y no que te reste.

Al enfocar nuestra mente en algo, lo que sea, eso crece en nuestra vida. ¿Te has dado cuenta de que, si tú o alguien en tu entorno está embarazada, empiezas a ver bebés y mujeres encintas en todos lados? ¿O si compras un carro rojo, TODOS los autos de la autopista te resultan de ese color?

Enfoca tu mente para orientarte hacia rutinas saludables y de esa manera lograrás hacer de tus vicios virtudes.

Te invitamos a visitar nuestra sección de Vida y Salud donde encontrarás consejos para mejorar tu calidad de vida.

Leonor Ordoñez

Author Leonor Ordoñez

More posts by Leonor Ordoñez