Skip to main content
Category

Niños

El bullying y nuestros hijos

By Niños, Nuestras Voces, Vida y salud

El bullying y nuestros hijos: preparándolos para aceptar sus diferencias.

El bullying es uno de los mayores problemas de la sociedad americana actual. Según cifras recientes, uno de cada 4 niños en edad escolar, lo sufre o lo fomenta. El acoso escolar, que antes era un secreto a voces, ha conseguido la atención de todos y medidas han empezado a implementarse para tratar de prevenirlo.

Aunque en el colegio lo traten de impedir y lo sancionen, el trabajo más importante es el que se realiza en casa. Como padre, lo primero que debes hacer es establecer un canal de comunicación con tus hijos, uno que sea sólido y eficaz de manera tal que, ante algún tipo de irregularidad con visos de acoso, tus niños acudan a ti para contarte lo ocurrido. Hay chicos más abiertos que otros, si no te cuentan voluntariamente, pregúntales y está muy atento ante signos de alerta tales como: cambios en el apetito, moretones sin explicación y variaciones en el humor.

Si llegas a detectar que tu hijo está siendo víctima del bullying hazte presente en la escuela y habla con sus maestros para que pongan atención a la dinámica entre compañeros de clase. Si, por otro lado, tu hijo es el bully, igualmente, la clave es conversar con él y tratar de indagar qué lo está llevando a actuar de esa manera, las reacciones violentas suelen ser formas de llamar la atención acerca de problemas que no han sido bien canalizados.

Haber nacido en una familia de inmigrantes puede hacerles sentir diferentes. Refuérzales las virtudes de ser multiculturales, hablar dos idiomas y contar con el conocimiento a fondo de otra cultura. Hazlos sentir orgullosos de sus orígenes, de esta manera podrán defenderse por sí mismos, en caso de que alguien quiera usar ese punto para hacerlos sentir mal.

En algunas escuelas han comenzado a usar un método finlandés llamado KIVA para disminuir el bullying. Además de crear escuadrones que se encargan de educar a los chicos; acerca de que es correcto y que es acoso, se enfocan en el papel de los testigos. Cuando los que están alrededor de una situación de bullying dejan de reírse o mantenerse en silencio, el acosador pierde parte de su poder, ya no se siente tan grande, mientras la victima experimenta el apoyo del grupo y se percibe como menos indefensa.

Cuéntanos ¿Tú o tus hijos han sido víctimas del bullying? ¿Cómo hiciste para manejarlo? Comparte tu historia en los comentarios.

¿Cómo incentivar en los niños su verdadera pasión?

By Niños, Nuestras Voces, Vida y salud

Incentiva a tus hijos en su verdadera pasión, una que los encamine a un futuro productivo.

Una de las tareas más difíciles que tenemos como padres es identificar las habilidades de nuestros hijos e incentivarlos a desarrollarlas. En algunos casos, la pasión de uno de nuestros pequeños por una disciplina deportiva o artística específica, por ejemplo, puede facilitarnos la labor, sin embargo, a veces se siente la duda de si no habría sido más saludable haberlos expuesto a diferentes actividades en vez de enfocarse en solo una.

Otros niños son como veletas sin rumbo; aman la pintura un día, al otro día el ballet, al siguiente quieren ser astronautas y para el fin de semana ya están convencidos de que quieren ser veterinarios y rescatar mascotas de la calle.

Independientemente de las inclinaciones que tu hijo presente, existen ciertas enseñanzas que podrían resultarles muy beneficiosas para sus vidas profesionales futuras; cualquiera sea el camino que decidan tomar:

  • Enséñales a manejar el dinero: ábreles una cuenta en el banco a su nombre, o regálales una alcancía. Anímalos a ponerse metas, mostrándole cómo con el dinero que vayan acumulando pueden llegar a comprar algo que deseen. Si empiezan desde chicos, su fondo de pensiones del futuro no será un problema.
  • Ayúdalos a manejar el stress: aunque no lo creas los niños también se estresan, exámenes en el colegio, tensiones familiares o cambios drásticos en el entorno pueden disparar sus alarmas de alerta. Indúcelos a meditar, a practicar técnicas de respiración, a despejar la mente con una buena caminata con el perro o a disfrutar de la contemplación de la naturaleza. Está comprobado que los profesionales que manejan bien las tensiones son más productivos en sus carreras.
  • Impúlsalos a sembrar relaciones interpersonales de calidad: dicen por allí que los mejores amigos son los que se conocen cuando somos niños o adolescentes. Tal vez se muden o cambien de colegio, pero anímalos a mantenerse en contacto con aquellos buenos compañeros que compartan valores e intereses similares a los suyos. El día de mañana alguno de ellos podría formar parte de su círculo de apoyo o hasta de su network profesional.
  • Motívalos a ser ordenados y puntuales: no solo con su cuarto, sino también con sus tareas y en otras actividades. En la vida laboral es muy importante no dejar cabos sueltos cumplir con deadlines, esto puede marcar la diferencia entre un profesional que sobresale y otro que no.

La idea de todo esto es ir creando en ellos una consciencia que los moldee y facilite su ingreso al campo laboral, resulta más duro aprender estos hábitos cuando somos adultos. Recuerda siempre hacerlo de manera adecuada a su edad y de forma divertida. Todo se trata de dejarlos disfrutar de su niñez, pero ir sembrándoles poco a poco, hábitos que los hagan brillar cuando sean grandes.

Conoce nuestra programación para Niños y visítanos en Vida y salud donde encontrarás información para aplicar con tu familia.

Lo que se hereda no se hurta

By Niños, Resoluciones

Parte de lo que hace grande a Estados Unidos es el hecho de haber recibido a inmigrantes de tantas coordenadas del mundo. Es muy probable que a pesar de que vivas aquí, hayas nacido en otro lugar, donde probablemente el desayuno típico no sean los panqueques con sirope.

No siempre resulta fácil explicarles a nuestros hijos la profunda conexión que tenemos con nuestro país de origen y a veces dejamos, simplemente, que adopten las costumbres de aquí, sin fomentar el amor hacia esa cultura que también les pertenece, pues la llevan en su sangre.

¿Qué tan presente tienen tus pequeños las usanzas de tu tierra? ¿Hablan el idioma y entienden tus modismos? ¿Les gusta la comida, la música?

Es común que las segundas generaciones de inmigrantes se identifiquen menos que las primeras, con la nostalgia que los recuerdos relacionados con el país del que se es oriundo genera. A fin de cuentas, si nacieron aquí o vinieron muy pequeños, para ellos su nación es esta.

¿Qué tal si te propones en este 2018 mostrarles de verdad lo que ser mexicano, colombiano, brasilero, peruano o argentino (por nombrar algunos) significa?
Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Prepara tu plato típico e invítalos a que sean tu sous chefs.
  • Vayan a ver alguna exposición, show o película de tu patria.
  • Muéstrales fotos de cuando era pequeñ@ y cuéntales de qué manera te divertías en tu niñez, o mejor aún ¡Jueguen algunos de tus juegos!
  • Baila con ellos tus canciones típicas favoritas.
  • Regálales un libro de viajes dedicado a tu país.
  • Siémbrales el amor por el equipo nacional del deporte de tu preferencia.

Hay muchas cosas que puedes hacer, pero lo más importante es que les dejes saber que contar con una mezcla cultural no es una desventaja ¡Todo lo contrario! Es una fortuna, tan grande como la distancia que se te separa de esa ciudad, a la que le dijiste adiós hace tanto tiempo.

Te invitamos a conocer nuestra programación para niños.

X